Consultas on-line
Contacte con nosotros
96 643 26 24
enviar e-mail
Área privada Usuario: Contraseña:
Skip Navigation LinksInicio > Más Información > Sociedad Anónima

Sociedad Anónima

Concepto

La sociedad anónima es una sociedad de tipo capitalista en la que el capital social se encuentra dividido en acciones que pueden ser transmitidas libremente, y en la que los socios no responden personalmente frente a las deudas sociales.

Estas características, junto a las posibilidades de inversión que las sociedades anónimas ofrecen a los capitales modestos, dado el reducido valor nominal que generalmente poseen las acciones, han contribuido a que haya sido ésta, durante muchos años, la forma jurídica más utilizada en la constitución de sociedades.

Sin embargo, la adaptación de la legislación mercantil a las Directivas de la Comunidad Europea, aprobada por la Ley 19/1989, de 25 de julio, que supuso el establecimiento de un capital social mínimo de 60.000 euros para la sociedad anónima, ha hecho que esta forma jurídica haya tenido que dejar su lugar a la sociedad de responsabilidad limitada, que, al exigir un capital social inferior, es la forma preferida en la actualidad.

La constitución de la sociedad esta condicionada al otorgamiento de la escritura pública y su inscripción en el Registro Mercantil, requiriéndose que el capital social se halle íntegramente suscrito y desembolsado al menos, en un 25% del valor nominal de cada una de sus acciones. La constitución puede realizarse en un solo acto por convenio entre los fundadores (fundación simultánea) o bien a través de la suscripción sucesiva de las acciones desde el momento en que se ha dado a conocer el propósito de constituir la sociedad (fundación sucesiva). A partir de la inscripción en el Registro Mercantl la sociedad adquiere su personalidad jurídica. Carácter mercantil cualquiera que sea la naturaleza de su objeto.

En el nombre de la sociedad deberá figurar obligatoriamente la expresión 'Sociedad Anónima' o su abreviatura 'S.A.'.

Escrituras y Estatutos

La escritura de constitución de una sociedad anónima deberá contener, obligatoriamente:

  • Los nombres, apellidos y estado civil de los otorgantes, si éstos fueran personas físicas, o la denominación o razón social, si son personas jurídicas. En ambos casos se indicará la nacionalidad y el domicilio.
  • La voluntad de los otorgantes de fundar una sociedad anónima.
  • Los estatutos que han de regir el funcionamiento de la sociedad.
  • El metálico, los bienes o derechos que cada socio aporte o se obligue a aportar, indicando el título en que lo haga y el número de acciones recibidas en pago.
  • La cuantía total, al menos aproximada, de los gastos de constitución, tanto de los ya satisfechos como de los meramente previstos para que aquélla quede constituida.
  • Los nombres, apellidos y edad de las personas que se encarguen inicialmente de la administración y representación social, si fueran personas físicas, o su denominación social, si fueran personas jurídicas, y, en ambos casos, su nacionalidad y domicilio, así como las mismas circunstancias, en su caso, de los auditores de cuentas de la sociedad.
  • Se podrán, además, incluir en la escritura todos los pactos que los socios fundadores estimen conveniente establecer, siempre que no se opongan a las Leyes ni contradigan los principios configuradores de la sociedad anónima.

A su vez, los estatutos de la sociedad deberán contener:

  • La denominación de la sociedad.
  • El objeto social, determinando las actividades que lo integran.
  • La duración de la sociedad.
  • La fecha en que dará comienzo a sus operaciones.
  • El domicilio social, así como el órgano competente para decidir o acordar la creación, la supresión o el traslado de las sucursales.
  • El capital social, expresando, en su caso, la parte de su valor no desembolsado, así como la forma y el plazo máximo en que han de satisfacerse los dividendos pasivos.
  • El número de acciones en que estuviera dividido el capital social; su valor nominal; su clase y serie, si existiesen varias, con exacta expresión del valor nominal, número de acciones y derechos de cada una de las clases; el importe efectivamente desembolsado, y si están representadas por medio de títulos o por medio de anotaciones en cuenta. En caso de que se representasen por medio de títulos deberá indicarse si son nominativas o al portador y si se prevé la emisión de títulos múltiples.
  • La estructura del órgano al que se confía la administración de la sociedad, determinando los administradores a quienes se confiere el poder de representación, así como su régimen de actuación, de conformidad con lo dispuesto en la Ley de Sociedades Anónimas y en el Reglamento del Registro Mercantil. Se expresará, además, el número de administradores, que en el caso del Consejo no será inferior a tres o, al menos, el número máximo y el mínimo, así como el plazo de duración del cargo y el sistema de retribución, si la tuviesen.
  • El modo de deliberar y adoptar sus acuerdos los órganos colegiados de la sociedad.
  • La fecha de cierre del ejercicio social. A falta de disposición estatutaria se entenderá que el ejercicio social termina el 31 de diciembre de cada año.
  • El régimen de las prestaciones accesorias, en caso de establecerse, mencionando expresamente su contenido, su carácter gratuito o retribuido, las acciones que lleven aparejada la obligación de realizarlas, así como las eventuales cláusulas penales inherentes a su incumplimiento.
  • Los derechos especiales que, en su caso, se reserven fundadores o promotores de la sociedad.
  • Las restricciones a la libre transmisibilidad de las acciones, cuando se hubiesen estipulado.

Características

Socios

No se exige un número mínimo de socios para constituir una sociedad anónima, pudiendo hacerse con un único socio (sociedad anónima unipersonal). Tampoco existe un número máximo de socios.

Derechos de los Socios

  • Participar en el reparto de los beneficios sociales y en el patrimonio resultante de la liquidación de acuerdo con su participación.
  • Derecho preferente de suscripción en la emisión de nuevas acciones.
  • Derecho a voto en las juntas generales.
  • Derecho de información en los períodos previstos en los estatutos.

Capital Social. Acciones

El capital social no podrá ser inferior a 60.000 €. Debe estar íntegramente suscrito, y desembolsado al menos en un 25% del valor nominal de cada una de sus acciones.

El capital está dividido en acciones, que serán libremente transmisibles una vez que la empresa ha sido inscrita en el Registro Mercantil.

El capital social está constituido por las aportaciones de los socios, que podrán ser en metálico, bienes o derechos.

Las aportaciones no dinerarias, cualquiera que sea su naturaleza, habrán de ser objeto de un informe elaborado por uno o varios expertos independientes designados por el Registro Mercantil. Cuando se aporten valores mobiliarios admitidos a cotización en mercado secundario oficial, tendrán el mismo valor que indique la sociedad rectora de la Bolsa de valores en que aquéllos estén admitidos a cotización.

Las aportaciones dinerarias deberán acreditarse ante el notario autorizante, mediante exhibición y entrega de los resguardos de depósito a nombre de la sociedad en una entidad de crédito, o mediante su entrega para que aquél lo constituya en nombre de ella.

ólo podrán ser objeto de aportación los bienes o derechos patrimoniales susceptibles de valoración económica. En ningún caso podrán ser objeto de aportación el trabajo o los servicios.

Las acciones podrán ser nominativas o al portador, debiendo ser del primer tipo en tanto no se haya desembolsado íntegramente su importe y cuando la Ley así lo estipule.

Los fundadores responderán solidariamente frente a la sociedad, los accionistas y los terceros, de la realidad de las aportaciones sociales, de la valoración de las no dinerarias, de la adecuada inversión de los fondos destinados al pago de los gastos de constitución, de la omisión de cualquier mención de la escritura de constitución exigida por la Ley y de la inexactitud de cuantas declaraciones hagan en aquélla.

Hasta la inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil no podrán entregarse ni transmitirse acciones.

El accionista deberá aportar a la sociedad la porción de capital no desembolsada en la forma y dentro del plazo previsto por los estatutos o, en su defecto, por acuerdo o decisión de los administradores.

Las acciones son indivisibles.

Las acciones pueden otorgar derechos diferentes, constituyendo una misma clase aquéllas que tengan el mismo contenido de derechos. Cuando dentro de una clase se constituyan varias series de acciones, todas las que integran una serie deberán tener igual valor nominal.

Cabe la posibilidad de emitir acciones sin derecho de voto por un importe nominal no superior a la mitad del capital social desembolsado. Los propietarios de acciones sin voto tendrán derecho a percibir el dividendo anual mínimo que establezcan los estatutos sociales. Una vez acordado el dividendo mínimo, los titulares de acciones sin voto tendrán derecho al mismo dividendo que corresponda a las acciones ordinarias.

Órganos de la Sociedad

  • Junta General.

    Es el órgano que refleja la voluntad de la sociedad mediante reunión de socios, quienes deciden por mayoría sobre los asuntos que son de su competencia según la Ley o los estatutos. La Ley establece como asuntos que son competencia de la Junta General, básicamente, la censura de la gestión social y las cuentas, el nombramiento y cese de administradores y liquidadores, la modificación de estatutos, el aumento y reducción del capital y la transformación, fusión, escisión y liquidación de la sociedad.

  • Órgano de Administración.

    La administración de la sociedad podrá encomendarse a una persona o a un grupo de personas. Cuando la administración se confíe conjuntamente a más de dos personas, éstas se constituirán como Consejo de Administración. El nombramiento de los administradores y la determinación de su número, cuando los estatutos establezcan solamente el máximo y el mínimo, corresponde a la Junta General. Para ser nombrado administrador no se requiere la cualidad de accionista, salvo que los estatutos dispongan lo contrario.

    Los administradores de la sociedad están obligados a formular, en el plazo máximo de tres meses contados a partir del cierre del ejercicio social, las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado, así como, en su caso, las cuentas y el informe de gestión consolidados.

    Los administradores ejercerán su cargo durante el plazo señalado en los estatutos sociales, el cual no podrá exceder de seis años. Podrán ser reelegidos una o más veces por períodos de igual duración.

    Los administradores responderán frente a la sociedad, frente a los accionistas y frente a los acreedores sociales del daño que causen por actos contrarios a la ley o a los estatutos o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar su cargo.

Obligaciones contables

Las cuentas anuales comprenderán: el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y la memoria.

Las cuentas anuales y el informe de gestión deberán ser revisados por auditores de cuentas, con excepción de las sociedades que puedan presentar balance abreviado. Las personas que deben ejercer la auditoria de las cuentas serán nombradas por la junta general, antes de que finalice el ejercicio por auditar, por un período de tiempo determinado, que no podrá ser inferior a tres años ni superior a nueve, pudiendo ser reelegidos por la junta general anualmente una vez haya finalizado el período inicial.

Las sociedades que no superen determinados parámetros económicos y cumplan otros requisitos adicionales pueden utilizar el denominado régimen de contabilidad simplificada.

Las cuentas anuales deben presentarse para su depósito en el Registro Mercantil dentro del mes siguiente a la aprobación de las mismas, pudiendo hacerse en soporte papel o soporte informático.

Fiscalidad

Las sociedades anónimas tributan a través del Impuesto de Sociedades y no pueden acogerse al Régimen Simplificado ni al del Recargo de Equivalencia del Impuesto sobre el Valor Añadido. El tipo aplicable en el Impuesto de Sociedades es el 30% . Existe un régimen fiscal especial, dentro del Impuesto sobre Sociedades, para las empresas de reducida dimensión, quedando reducido al 25 por ciento el tipo impositivo para los primeros 300.000€ de beneficios.

Ventajas e inconvenientes

Las principales ventajas de la sociedad anónima son:

  • Limitación de responsabilidad económica de los socios.
  • Libertad de denominación social.
  • Gran libertad de pactos entre los socios.
  • No existe porcentaje mínimo ni máximo de capital por socio.
  • Libertad para transmitir las acciones.
  • Posibilidad de aportar el capital en bienes o dinero.
  • Sin límite mínimo ni máximo de socios.
  • No existe un número mínimo de socios trabajadores.
  • Buena imagen en el tráfico mercantil.
  • No es necesaria escritura pública para la transmisión de participaciones.
  • Posibilidad de emitir obligaciones.
  • Puede cotizar el Bolsa.
  • No hay prohibición de competencia al Administrador.
  • Falta de ejercicio de la actividad no es causa de disolución.
  • Los socios pueden ser anónimos.
  • Fiscalidad interesante a partir de determinado volumen de beneficio.

Como inconvenientes se pueden señalar:

  • Lentitud y gastos del proceso de constitución.
  • Capital social mínimo elevado.
  • Obligatoriedad de llevar contabilidad formal.
  • Complejidad del Impuesto sobre Sociedades.
  • Necesidad de valoración de las aportaciones no dinerarias por un experto independiente.
  • Necesidad de auditor o experto para ampliación de capital con aportación no dineraria, compensación de créditos o con cargo a reservas.
  • En cuanto a la gestión, mayores gastos que la sociedad limitada por la obligatoriedad de publicar determinados acuerdos en el BORME y en periódicos.
  • Imposibilidad de organizar el órgano de administración de diferentes maneras sin modificación de estatutos.
  • Imposibilidad de nombrar Administrador con carácter indefinida, siendo necesaria la renovación cada seis años.
  • Imposibilidad de controlar la entrada de personas extrañas a la sociedad.


Real State Area de Negocio

Pertenecemos a los siguientes colectivos

Testimonios

"....nos ha ayudado a resolver muchas de nuestras dudas...."
"...este seminario me ayudó a reducir el impuesto a pagar..."
"...excelente, este seminario nos ha abierto los ojos..."

más testimonios...

VIVES PONS & ASOCIADOS Soluciones Globales

Abogados, arquitectos y asesores de empresas en España y Reino Unido.
En España estamos en Denia, Javea, Monte Pego, Moraira, Calpe, Benitaxell, Teulada, Calpe, Altea, La Nucia, Alfaz del Pi, Albir, Benidorm, Polop, Finestrat y en Inglaterra, Londres.

Asesores, Arquitectos y abogados en Alicante, Denia España
Asesores, Arquitectos y abogados en Alicante, Denia España Consultores Españoles Vives Pons
Vives Pons & Asociados S.L.P.
Web: www.vivespons.es/ Mail:
C/ Pare Pere, 9-Bajo
Denia , Alicante , 03700 España
+34 966 432 624
Web seo. Diseñado por Vives Pons & Asociados © Todos los derechos reservados.